El Whippet, la raza pionera del Frisbee

|


Breed201206160376WhippetMarcela_result_1




Dedicado a mis queridos amigos Miriam Villalta y Marcelino Pozo, por su gran y desinteresada labor en la cinofilia española.


ANTECEDENTES, ¿DE DONDE VIENE EL FRISBEE?.

Muchos de nosotros hemos jugado con un frisbee o disco y nuestro perro, normalmente empezamos con uno de esos que las casas de productos para perros nos regalan en los diversos eventos como propaganda, pero los comienzos del frisbee son muchísimo más dulces y ello literalmente hablando. Su nombre se lo deben a unas tartas y pasteles norteamericanos que producía la empresa FRISBIE PIE COMPANY de Bridge

port, Connecticut y que tenían como base una bandeja de metal muy ligera.

Eran tartas y pasteles sabrosos y económicos, de gran calidad, que gustaban mucho a la gente joven y especialmente a los estudiantes; muchos de ellos en el tiempo de almuerzo del recreo, se comían los pasteles o las tartas siempre redondas, que compraban a medias y compartían, para luego jugar con las bandejas lanzándolas y recogiéndolas de unos a otros, en un nuevo juego.

Walter Frederick Morrison y Warren Franscioni atisbaron un buen negocio al ver cuanto disfrutaban los jóvenes con este nuevo juego, por lo que empezaron a fabricarlos en plástico ligero y resistente y más apto para volar, eso sí, respetando el nombre con el que popularmente se les había bautizado, que se patenta por la empresa Wham-O en 1957, y este es el comienzo del deporte humano.




COMIENZOS DEL FRISBEE CANINO

El frisbee, los estudiantes, el campus universitario, la década de los 70 del pasado siglo….una combinación perfecta para que el popular objeto de juego de poco más de 15 años de existencia, cayese en manos de chicos amantes del perro.

Muchos dicen que Alex Stein fue el precursor de esta disciplina canina norteamericana; nada más lejos de ello, muchos otros estudiantes de la época enseñaron a sus perros a capturar estos juguetes volantes y giratorios, pero quien lo llevó a la altura de disciplina, lo regló y lo hizo más famoso y popular fue sin duda Alex y su perro Whippet.

La familia McLaughlin, criaba whippets desde finales de los años 50. “Ashley” nuestro protagonista, nació en una camada de esta familia enamorada de la raza, el 4 de junio de 1971. Su color primigenio era un negro ahumado con blanco, pero al ir creciendo el negro se fue intensificando.

Lisa Mc Laughlin tenía pasión por sus Whippets. En una de sus visitas a su hermano Mike, al campus universitario de la Estatal de Ohio, conoció a un estudiante de segundo, amigo de su hermano y miembro de l a misma fraternidad : Alex Stein. Empezaron a salir juntos, comenzaron una relación y en ese tiempo le regaló el cachorro de galguito.

Se comenta entre los compañeros de campus de esa época que Stein le puso Ashley por el aristocrático personaje de “Lo que el viento se llevó” en honor a Ashley Wilkes, de origen irlandés como la familia que crió al whippet.

Allí se crió el lebrel, en un ambiente totalmente propicio al frisbee, entre gente joven y universitarios. Desde muy cachorro su propietario usaba de comedero y de bebedero un frisbee, para familiarizarlo con este objeto de juego. Empezó ganando pequeñas apuestas entre los compañeros de su dueño y disfrutando con el juego, atrayendo a multitud de público ya a los 5 meses, pues era muy popular; Stein cuenta que “giraba y contorneaba su cuerpo porque el perro sabía que esto gustaba a la gente, disfrutábamos mucho jugando con los discos”.





DURO COMIENZO

Alex Stein vió como su perro superaba a otros congéneres en este juego y decidió irse a probar fortuna a Hollywood. De modo infructuoso contactó allí con agentes y agencias; unos le colgaban, otros le decían que volviera otro día, otros que no trataban con animales…. Ashley parecía tener truncada su carrera, de nada servía que fuera capaz de saltar para atrapar un disco frisbee en el aire, corriendo a una velocidad de más de 35 millas por hora .

Desesperado y sin dinero a Alex se le ocurrió una gran idea. El 5 de Agosto de 1974, decide introducir al whippet a escondidas dentro de una mochila en el Dodger Stadium, era lunes, la televisión retransmitía el partido nacional de beisbol entre los Dodgers de los Ángeles y los Rojos de Cincinnati. El estudiante de 19 años saltó la valla, justo antes de batear los Dodgers en la parte baja de la octava entrada, irrumpió en la cancha de beisbol y empezó a lanzar frisbees a Ashley. Los saltos de 9 pies de altura no dejaron indiferente al público. El juego se detuvo, el famoso comentarista Joe Garagiola continuó como si nada, relatando las acciones del perro en el campo, ante ello los vigilantes de seguridad decidieron no intervenir. El gentío vitoreaba al ver que el perro atrapaba a 90 yardas de distancia. Ocho minutos de gloria que la NBC televisó a nivel nacional haciendo famosos a ambos, perro y entrenador; fue escoltado fuera del campo y detenido, pero valió la pena, ese momento cumbre levantó el interés de la gente por este deporte canino.

Detenido, multado con 250 dólares y separado del perro para siempre, eso hicieron las autoridades.

La suerte sonrió al tándem deportivo ya que el adoptante de Ashley, un joven de Long beach, leyó un artículo en un diario, llamó al perro por su nombre que le atendió y contactó con Ashley para devolvérselo.

Ese acto le dio el espaldarazo definitivo a la popular pareja ya que en esos días contactó por teléfono el coordinador de los intermedios de los Rams de los Ángeles para firmar un contrato y actuar en un par de partidos como parte del espectáculo.


EL SALTO A LA FAMA

El binomio Alex –Ashley empezó a aparecer en multitud de programas de televisión, se convirtió en mascota de los Rams, equipo de beisbol de los Angeles, actuó en la Casa Blanca, se convirtió en el primer protagonista no humano de la revista People y la revista Life le dedicó un amplio reportaje… y ello os lo cuento como breve resumen.

El primer gran evento al que fue invitado Ashley fue el campeonato mundial de frisbee, que por el año 1974 era solo para humanos, así como en el Tonight Show y como invitado de Merv Griffin. Ello hizo que numerosos propietarios emprendieran el camino de este deporte con sus perros emulando al Whippet.

El primer campeonato mundial de Frisbee se celebró en 1975, con unas bases elaboradas por Stein y otros aficionados al frisbee humano, consistiendo en completar tantos tiros como sea posible en un lapso de dos minutos, siempre que cubra el lanzamiento al menos 15 yardas y se concede puntuación extra si el salto se produce con el perro a cuatro patas sobre el suelo.

Campeón indiscutible del año 75 al 77, su gesta fue narrada por la Wide Word of Sports, apareció retratado entre los ricos y famosos, se filmó un documental acerca de su vida deportiva llamado “Flotando libre” que fué nominado al Premio de la Academia de cine, jugó con los perros, como os he dicho de Amy Carter en la Casa Blanca, aparecía con frecuencia en las noches deportivas del lunes, en los tiempos medios y en el Super Bowl XI y XII como espectáculo previo del mismo.






ULTIMOS AÑOS Y RETIRO.

Se retiraron de competir Alex y Ashley en el año 80, pero hizo campañas de apoyo a causas nobles e incluso realizó apariciones estelares como primer actor en el Rose Bowl, recorriendo el campo entero para capturar un frisbee que no llegó a tocar el suelo. La gente enloqueció y el perro halagado parecía hacer una reverencia al público según relata su dueño.

Trabajó también como perro patrocinado por la empresa de alimentos para perros Gaines y tuvo una bella vida, rodeado de 60 hijos e hijas y 12 nietos y nietas. Lady Ashley, su hija, fue la continuadora de la promoción de productos Gaines.

Alex y Ashley fueron reconocidos como creadores del deporte, y vivió el genial whippet los años necesarios para ver como oficialmente se llamó la competición ASHLEY WHIPPET INVITATIONAL. Su vida deportiva estuvo en activo casi hasta sus últimos días; falleció a la edad de 14 años amado por todos y famoso en el mundo entero por haber sido el mejor perro deportivo de frisbee del mundo y el pionero de esta disciplina.

Su amo conserva sus cenizas en una urna… “tuve la suerte de contar siempre con él” dice siempre que le recuerda.

Más de 15.000 perros que acuden a las competiciones que en Washington se celebran en su honor, se miran en el espejo de un perro que tuvo hasta biógrafo propio Irv Lander que escribió el libro “Ashley Whippet” y que fue considerado uno de los grandes deportistas del siglo XX.

Un modesto Whippet hizo todo esto…..


Bibliografía : Ashley Whippet ---por Irv Lander

Revista Asociacion EEUU del Frisbee

Revista Life

Revista People 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018