La higiene bucal en el Perro

Clinica Veterinaria Teatinos
|

bocascopia



"A mi perro le huele fatal el aliento!!". Casi todos los días algún cliente nos dice esa frase a la cual siempre contestamos: "Cómo le olería a usted el aliento si no se hubiese lavado los dientes en los últimos dos años". Ese es el problema.

El mal aliento o halitosis es causado por un sobrecrecimiento bacteriano en nuestra boca. Estas bacterias se reproducen rápidamente dando lugar a la placa bacteriana, la cual, cuando se calcifica se convierte en el SARRO (esas placas que parecen piedras que tienen nuestras mascotas en las muelas o en los colmillos). La placa bacteriana la podemos retirar con un cepillado pero, cuando aparece el sarro, éste solo lo podemos retirar a través de un veterinario que aplique ultrasonidos y un posterior pulido de los dientes. La aparición de sarro es más frecuente en perros de razas pequeñas (chihuahua, caniche, bicho maltés, yorkshire terrier, etc).

El verdadero problema del sarro y de una mala higiene bucal no es el mal olor, eso es lo de menos. Una mala higiene bucal puede llevar a nuestra mascota a padecer graves problemas de salud como infecciones bucales, inflamacion y retraccion de la encia con sangrados, movilidad de las piezas dentales, pérdida de las mismas con los consiguientes problemas para el animal a la hora de ingerir alimentos. Fuera de la salud dental, una mala higiene bucal puede llegar llegar a provocar incluso problemas de corazón. Se calcula que la mayoría de las cardiopatias en los perros son secundarias a infecciones de las válvulas cardíacas por culpa de bacterias provenientes de la boca.

Todos estos problemas los podemos evitar fácilmente. ....... Limpiarle los dientes dientes a nuestros perros. Para ello existen multitud de cepillos, pastas y enjuagues para aplicar en el agua de bebida que nos ayudarán en esta tarea. El secreto es la constancia. Para perros poco colaboradores existen pastas que no hay que frotar, tan solo entenderlas por la superficie de los dientes. También hay golosinas o piensos impregnadas en sustancias limpiadoras, el problema de estos premios es que los animales solo usan las muelas para comérselas, por lo que el efecto de limpieza no existirá ni en dientes incisivos ni en los colmillos.

Si no hemos sido capaces de mantener limpia la boca de nuestro mejor amigo, lo único que nos queda es ponernos en manos de nuestro veterinario para que le realice una limpieza bucal con ultrasonidos. Es una sencilla técnica que devolverá a nuestro perro una sonrisa resplandeciente. El problema es que necesitan anestesia por ser un proceso un poco molesto y no debemos de hacerla con demasiada frecuencia. Una vez limpia debemos intentar fomentar hábitos de higiene bucal para que no vuelva vuelva a aparecer el sarro o intentar retrasar su aparición lo máximo posible.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018