Enrique Cid (Didiel los Andes)

|

Didiel2B2



En el florido mayo del Valle del Azahar hemos tenido el privilegio de recibir en Málaga a don Enrique Cid, propietario entre otros del Afijo “Didiel los Andes”, de visita en la casa de Mireia Cabré y Juan Pérez, (Del Sur andalusí – Diabolbric que tanto monta monta tanto…) y he aprovechado la oportunidad para realizarle una “interviú” al más puro estilo perrero: sobremesa, te y café, perros y gatos buscando las caricias de los contertulios y mucha, mucha conversación.

Enriquecedor y edificante el verbo de un señor cercano, sencillo, modesto y alegre al que el Pug como raza debe mucho tal y como os iréis dando cuenta a lo largo de la entrevista.

R.: Enrique cuéntame como empezaste con los perros, como empezó tu relación.

EC. : Pues mira, desde toda la vida, desde que tengo uso de razón. Mis papás (se le iluminan los ojos y sonríe) siempre me permitieron tener perro, me crié en una familia alegre y cariñosa que me permitió el tener siempre perros recogidos de la calle…hasta 15 a la vez. De hecho en aquella época los únicos perros de raza en casa eran un Poodel mediano y un pastor alemán, los demás eran todos mestizos; a mí me gustan los perros y ello significa todos los perros sin importar si tienen raza o no.

R.: Y tus comienzos en los shows?

EC. : En mi adolescencia, cursaba enseñanza media y un amigo me dijo que si me gustaban los perros porque no ir a los shows y criar perros de raza? Empecé con un Poodel toy de nombre “Vicent” en honor a Van Gohg… andaba yo por los 15 años y acudía a las expos con mi perro a medio arreglar y preguntaba a los grandes de la época, lo llevaba ilusionado por aprender el arreglo y por aprender a presentarlo en el ring. Ya entonces quería pugs y frenchis pero no los conseguí. Tuve muchos años después un bulldog francés de nombre “Van Gohg” en honor a este primer perro.

Todo ello sin renunciar nunca a mis mestizos

En paralelo a los Poodels tuve y tengo Yorkies, mi primera perra fue de Icha Gaete, cofundadora del Yorshire club de España, aunque he “tocado” muchas razas como los American Cocker , Airedale Terrier, Maltese, Afgano o Bulldog Inglés, con varios campeones entre estas, destacándote a “Flaca” una bonita Maltes o a Simón un precioso Yorshire, pero tras pasar por toda esta variedad decidí centrarme para hacer las cosas bien, sólo en dos o tres razas.

Pero Rafa verdaderamente no eran mis razas… en Chile retransmitían unos cartoons animados en los que salía "Bandido” un bulldog francés…..

R.: Siii los recuerdo

Reímos ambos

EC.: Sabes, mi primer carlino se llamó por él.

En Santiago de Chile hubo un Frenchi una temporada que era de un embajador, no recuerdo de que país y estuve buscando la raza por multitud de países en Sudamérica e incluso en España, pero nada de nada, ni Pugs ni Frenchis.

Llegó a mis manos una revista española…creo recordar Mundo Perro o algo así (le puntualizo el Mundo del perro) si esa, el Mundo del Perro y en ella había un listado de perros de multitud de razas. Me pongo en contacto con este señor y me da precio por una pareja de Carlinos y una pareja de Bulldog Francés… SEIS MIL DÓLARES DE LOS AÑOS 80!!!! . Los pobres de mis padres me avalaron consigo el dinero, lo envío a España….Y EL TIPO SE QUITA DE EN MEDIO… mi sueño cayó por tierra, ese fue mi primer desánimo en cinofilia.

Mi padre conocía a un tal José, un señor que entrenaba perros en España y pidió que le ayudara. Gracias a las gestiones de este señor conseguí que me enviasen los perros. Los carlinos eran muy feos, de color silver y pedigree húngaro, por el contrario los bulldogs francés eran de gran calidad en atigrado casi negro y el pecho en blanco.

Las dificultades continuaron, los papeles húngaros llegaron sin nombre y finalmente con grandes dificultades pude tramitarlos.

R.: Quien influyó más aparte de esa primera sangre en tus frenchis?

EC.: Indudablemente unos perros del criadero Italiano “Dell akiris”, me costó mucho conseguirlos pero eran de grandísima calidad.


R.: Y en los Mops?

EC.: En Carlinos estuve mirando en EEUU, Brasil y Europa. El primer afijo al que acudí fue a “Rowell” y es el que me ha marcado desde hace más de 30 años.

He de añadirte que el camino no fue un jardín de rosas y que mis comienzos fueron frustrantes pero ha merecido la pena.

R.: Tus mayores éxitos con los Frenchis?

EC.: Tengo más de 150 campeones de múltiples países e internacionales criados por mí, pero sin duda recuerdo especialmente mis campeones mundiales de las 2 celebradas en Sudamérica. Brasil y Argentina.

R.: Y los mayores con los Pugs?

EC.: En cuanto a campeonatos he perdido la cuenta, son más de 250 de diversos países, pero creo que mi mayor logro ha sido darle a la raza mejor salud con mi selección en la cria.

R.: Verdaderamente y siéndote sincero, mi interés es especialmente en el carlino, el símbolo de la aristocracia Europea, de la masonería o de la casa de los Orange Nassau….que carlinos te han marcado más durante todo este tiempo de criador?

EC.: El carlino fue siempre mi gran pasión pero me volqué sobre el por dos cuestiones, la primera por huir de la masificación que estaba sufriendo la raza del bulldog francés y la segunda porque me di cuenta que era una de las pocas razas que no había evolucionado nada desde hace más de 200 años.

Respecto a la pregunta que me has hecho como pilar de mi crianza indudablemente uno de los sementales que aportó más a mi línea fue un perro llamado Rowell Mr Alfred, que no solo fue mi perro, sino mi compañero y mi amigo….y encima de gran calidad. Ganó más de 50 BIS.

Otro perro Champán Rumor, Fred…actualmente Mucho con demasiado, cada uno era extraordinario para su época, el que más Mucho…su padre murió en un vuelo a los EEUU ”Didiel los Andes, el gran Fredo”.

R.: Y de tu faceta en la cría del color negro?

Se sonríe..

EC.: Tras un trabajo grande que me dio muy buenos resultados con los Fawn, empecé a trabajar los negros como un reto, ya que creo que los negros son los herederos de todos los defectos de los Fawn (reimos ambos).

Lucía Torres del afijo “Simon Pugs” tenía una hembra en copropiedad conmigo y de ahí nació “Didiel los Andes Ima Hunac” una hermosa perra negra de grandes virtudes. Inteligente y bien hecha, me dio muchas satisfacciones y fue la forjadora de mis negros.

“Didiel los Andes el negro peniche” es hijo de ella, pero recuerda siempre que para mejorar a los negros de vez en cuando hay que cruzar con un buen Fawn.

Para mí el súmmum de mi crianza en este color ha sido “Didiel los Andes el negro moreno”, ha sido definido por muchos entendidos de la raza como el Fawn pintado de negro

R.: Coincido contigo Enrique, ese perro es para mí el negro de los negros…sin parangón. Me gustaría que explicases a los lectores tu punto de vista sobre la cría las experiencias vividas, detalles que te han llegado, un resumen suscinto de todo ello.

En ese instante los ojos de mi interlocutor adquieren un especial brillo y luego su actidud se torna seria.

EC.: Siempre se ha de evitar en la cría la ceguera del canil, la blind kennel, soy mi primer juez y mi primer crítico y soy muy exigente en el material genético que adquiero o reservo para trabajarlo.

Paciencia y humildad son otras dos grandes virtudes que debe atesorar el criador, Hay que ser humildes y aprender continuamente y aprender de los propios errores. No hay que pensar en ganar dinero, es un Hobby, pero lo que si hay que sopesar es hasta donde estamos dispuestos a llegar en este Hobby, a que posición…. La cría y la exposición, el perro en definitiva,se convierte en tu vida, el crear un animal mediante selección que te llene en sus características, sin olvidar nunca la salud.

Yo busqué por ejemplo en los Pugs el encaste de Rowell, que atesora en su criadero 4 líneas, y como te he dicho antes es la base de mi cría. Entre estos perros la que me dio la gran lección de la cría fue “Rowell la bella Remedios” llamada en casa MEME. Era una perra que atesoraba grandes virtudes, cuando la conseguí de una camada de Diana Retrespo, mi maestra, pensé en su linda cara y en las virtudes que atesoraba y la elegí a ella a pesar que Diana y Linda no consideraban que fuera una camada de perros Top. La Bella Remedios vino acompañada de un contrato de 20 páginas en el que se me prohibía hasta prohibir…. Se rie…. Pero yo necesitaba ese diamante en bruto para marcar mi cría. Le dije a Diana que con ese contrato y a pesar de pagar la cachorra, cuando iba a ser mía? Y ella me contestó que cuando supiera criar pugs la perra sería totalmente mía y en esas condiciones me la llevé, fue una gran reproductora.

Diana me ayudó muchísimo, vió que yo era un fanático de los pugs, un acérrimo de la raza, una dulce locura…soñaba con ellos, estudiaba los pedigrees, incluso sabía que líneas tenía cada perro….planificaba los cruces, sufría con las camadas, con los resultados, con el no lograr el perro ideal, un día se murieron 4 cachorros de un virus y llamé a Diana, en ese momento le dije, ME RINDO!!!! Ella me respondió BIENVENIDO A CRIAR PUGS!!!! Esa ha sido una de las grandes lecciones de mi vida.

Con ellos empecé y busqué las virtudes que le faltaban a una raza que a mi criterio se había estancado en el tiempo durante 200 años en comparación de las otras. Yo quería darles una evolución positiva, darles especialmente salud, recuerda aquellos perros que se ponían al sol y se morían de golpes de calor, asfixiados… eso es lo que yo quería cambiar.

Fui muy criticado pues tal y como me definieron en las revistas especializadas de los EEUU estaba seleccionando el Pug moderno o el Pug de los nuevos tiempos.

Cambié el concepto de Pug analizando sus defectos, cambié el tipo de molosoide con sus movimientos pesados el famoso Rowling clásico, al molosoide con movimiento, un perro cada día más lindo y más sano.

Costillares redondos, grandes y abarrilados que le dieran capacidad pulmonar y tranquilidad al respirar, largas y atrás..lo alargó un poco y lo compensé levantando algo la talla pero siempre respetando las proporciones en cuadratura, arriba han de medir igual que abajo.

Eso me lo dieron los Rowell expresión inmejorable y tipo que seleccioné entre esas 4 líneas que te referí antes y perfeccioné.

Aquí llegan los buenos resultados en tipo y posteriormente cambié el color, conseguí perros de color durazno, damasco claro, con buenas máscaras y tras ello perfeccioné el negro.

Fui muy criticado pero fijé tendencias en el color y en el tipo tanto en America del Sur como en los EEUU y en Europa, muchos pedigrees de grandes perros de hoy día llevan un “Didiel” en ellos.

En ese sentido, agradezco mucho que Juan confiase en mis perros y en mi trabajo y le agradezco también a él y a Mireia su trabajo con Mucho en los Rings aunque ya venía con multitud de BIS desde América del Sur.

R.: Actualmente solo tienes dos razas o has hecho alguna incursión más?

EC.: Bueno, tengo mucha exigencia con el perro de raza, yo no quiero un pet de raza, quiero un buen perro de raza, al igual te digo que un mestizo me da igual, no le exijo nada pero a un animal de raza si. La tenencia responsable de un animal hay que tenerla tanto con un chucho de la calle porque nadie los quiere a los pobres y cinco veces más con los perros de raza pues gracias a la mano del hombre y su falta de responsabilidad pueden heredar defectos imperdonables para su salud.

Hace 4 o 5 años deje de criar Yorkis, de los que conservo un ejemplar muy bonito en pelo y de los que he criado muchos campeones.

Tengo chihuahuas desde hace muchos años, eran más de compañía, hacía algún campeón y los guardaba no les hacía grandes campañas de show. No me gustaban ni me gustan muy pequeños pues considero que acompaña el tamaño muy pequeño con la delicadeza y la enfermedad por regla general. Los prefiero proporcionados y más grandecitos. Esa es mi nueva etapa.

Le dije a Jaime mi socio, cansado de tanto arreglo de pelo que íbamos a seleccionar con un nuevo afijo “Del JASEBA” nuestros Chihuahuas de pelo corto y largo, provenientes de líneas Norteamericanas y líneas Europeas, concretamente Italianas. De elos te puedo destacar a un macho “Rumor de Quitasueño” azul y a una hembra de pelo largo que es Suprema de nombre “Etro”

R.: El futuro inmediato es….

EC.: El futuro inmediato es seguir con las tres razas : Frenchi, Carlino y Chihuahua y seguir mejorándolas especialmente en su funcionalidad concreta y en salud, eso nunca lo debe olvidar el criador…ya sabes el tema económico se debe dejar aparte…

Tengo ofertas para irme con mis perros a otros países como los EEUU y trabajar alí con ellos, pero no creo que me mueva de Chile.

Seguiré oxigenando la sangre con líneas interesantes, pero ello es difícil de encontrar a cierto nivel.

R.: Tus top hoy entre los carlinos de tu cría?

EC.: Sin duda como perra “Divina Arrogancia” es la más maravillosa y como perro el negro que tanto te gusta “el Negro Moreno”, pueden no ser perfectos, pero para mí son de lo mejor que tengo y ya sabes, soy muy crítico.

R.: Los cinófilos somos amantes de los animales, aparte de los perros , tienes otros animales?

EC.: Si Rafa tengo otros animales, gatos, pájaros, gallinas especialmente la araucanas chilenas raza que tú conoces. Ahora tengo menos, ya sabes falta tiempo; trabajo, casa, perros, expos…me deberían traer la plata (el dinero) a casa y dedicarme a lo que me gusta jajajajajaajaj

Reimos, reimos ambos, reimos todos a carcajadas, otro té y otro café, cigarros para los que fuman, y allí en ese comedor lleno de trofeos y logros de shows por toda Europa, con carlinos a nuestro alrededor o en nuestro regazo, seguimos charlando largo y tendido de cinofilia, de amigos perreros, de cultura del hombre que es el perro de raza, moldeado por la historia y por las manos de maestros de la cría como Enrique Cid, un creador, un genio, el “ceramista” que moldeó y mejoró el carlino moderno.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018