La castración en el Perro

|

La castración de un macho (orquidectomía) es una intervención muy común en la clínica diaria realizada en casi todas las especies como perros, gatos, conejos, hurones, cobayos, ratones, etc.

En éste artículo nos centraremos en la castración del perro.


01



La técnica es sencilla, se puede considerar cirugía menor,siempre y cuando los testículos estén situados en el escroto. Si uno o los dos testículos no han descendido de la cavidad abdominal (criptorquidia) entonces la intervención es más complicada al tener que acceder al abdomen para buscar y extirpar dichos órganos.


02



Antes de cualquier cirugía, por sencilla que sea, y ante la necesidad de anestesiar al animal, es prioritario hacer una exploración completa y una analítica para asegurar que todo marcha bien y minimizar los riesgos anestésicos.

Una vez anestesiado al paciente, realizamos una pequeña incisión por la que accederemos al testículo dentro de sus túnicas. Incidimos dichas túnicas, identificamos los vasos sanguíneos y el conducto deferente, ligamos para evitar hemorragias y seccionamos el testículo. Posteriormente cerramos todos los planos y procedemos de la misma manera con el otro testículo.


04



La herida quirúrgica sólo son 2 o 3 puntos que cicatriza muy rápido con muy poco postoperatorio, tan solo unos días de reposo y retirada de los puntos en unos 10 días.

Con la castración conseguimos que el animal no produzca espermatozoides ni testosterona, por lo que, por un lado, el animal será estéril, y por otro, no tendrá deseo ni comportamientos sexuales ante hembras en celo.

Otro efecto secundario es que, al reducir los niveles de testosterona, disminuye la dominancia del animal, ayudando a reducir numerosos problemas de comportamiento y de micciones para marcar territorio.



06




En contraposición, el déficit de testosterona provoca una disminución del metabolismo, por lo que el animal puede tender a engordar. Se recomienda el control de la cantidad de comida y/o la administración de un pienso un poco más bajo en calorías para que no padezca un incremento de peso.

En conclusión, la orquidectomía es una cirugía sin mucho riesgo, rápida y fácil, que se indica para el control de la natalidad, tratamiento coadyuvante de problemas de comportamiento y reduce la ansiedad del perro por no poder satisfacer la necesidad fisiológica de la reproducción.




07


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018