Leyendas Urbanas. Derribando mitos I

|

1. El Moquillo es un gusano que tienen los perros debajo de la lengua


El moquillo es una enfermedad producida por un VIRUS y no tiene tratamiento posible. 

Esta leyenda urbana está muy extendida sobre todo en zonas rurales y sus orígenes son de hace muchos años cuando los recursos en medicina estaban muy poco desarrollados. Halamos de una época sin antibioticos, con una medicina tradicional de remedios caseros de poca efectividad. Lo que realizaban para tratar esta enfermedad mortal era una autentica bestialidad (y lo peor es que se sigue haciendo). Con un clavo al rojo vivo le extirpan el frenillo de la lengua, tejido tendinoso que está debajo de la lengua y que tiene forma de gusano. Esto lo realizan sin anestesia de ningún tipo. Por supuesto no tiene ningún efecto contra el moquillo, y si alguien ha visto como despues de realizarlo el animal ha curado es porque no tenía moquillo, simplemente estaría resfriado. 


¡¡¡INTENTEMOS ERRADICAR ESTA CRUEL E INUTIL PRACTICA!!!!!




2. La vacuna de la rabia produce que los perros pierdan "los vientos"


Por "vientos", en el mundo de los cazadores, se denomina al olfato. Dicen que si vacunas a un perro de la rabia el perro pierde el olfato y ya no vale para cazar. Es completamente MENTIRA. Como la leyenda anterior, ésta tambien tiene un origen antiguo, en la que las vacunas estaban empezando a ser utilizadas y los medios que tenían para poder sintetizarlas no estaban muy perfeccionados. Para las vacunas de rabia se usaban Virus atenuados de rabia y al principio daban muchas reacciones. El virus de la rabia afecta fundamentalmente al sistema nervioso, y esas reacciones podían producir encefalitis e inflamación de determinados nervios. Actualmente la tecnología ha conseguido que las recciones a la vacuna sean excepcionalmente raras y suelen ser de caracter alergico, no por efecto directo del virus sobre el sistema nervioso.

Gracias a la vacunación sistemática de rabia de los últimos 50 años hemos conseguido erradicar la Rabia de España. No bajemos la guardia. Los perros de caza son una de las poblaciones con más riesgos, al estar en contacto con fauna salvaje sin controlar. Si algunos perros deberían ser vacunados de rabia esos son los perros de caza.





3. No se puede bañar a un perro durante la semana posterior a una vacuna.


Al igual que la anterior ésta leyenda también nace en los años en los que las vacunas no estaban bien purificadas. Daban bastante reacción y si encima se bañaban con agua fría y se dejaban secar a la intemperie en enero, pues logicamente se podían coger una pulmonía.

En la actualidad las reacciones de las vacunas son mínimas, como mucho unas décimas de fiebre. Si bañamos a nuestro perro con agua caliente y secamos inmediatamente con secador, no supondrá ningún problema de salud.




4. Si tu perro no tiene el "paladar negro" no es de "pura raza"


No hay ninguna relación entre el color del cielo de la boca y su grado de pureza. El color del paladar depende de la pigmentación, de manera que animales de color oscuro suelen tener mucha pigmentación, incluida las mucosas de la boca. Distinto es que en algunas razas la pérdida de pigmentación puede suponer un fallo eliminatorio en un concurso o exposición canina, pero ese "defecto" no lo convierte en un perro mestizo.




Paladarer098491


5. Si mi perro tiene la trufa caliente y seca es que tiene fiebre.


También es falso. La trufa o nariz del perro no es un indicador de la temperatura corporal del animal. Depende de muchos factores como temperatura ambiental, humedad, si ha estado al sol o a la sombra y tiempo que hace que le perro no se la lame. La única manera de saber la temperatura de un perro es mediante termómetro. Una persona experimentada podría suponer que tiene fiebre mediante palpación, pero es difícil debido a que el perro tiene una temperatura normal de 38 a 39 grados centígrados, 2 más que los humanos, es por ello que siempre que toquemos a un perro la sensación térmica será que está caliente.




6. Las perras tienen que ser cruzadas al menos una vez en la vida.


Según la sabiduría popular, si una perra nunca tiene cachorros caerá sobre ellas una maldición de miles de enfermedades. 

Pues bién, no existe ninguna relación entre maternidad y problemas de salud. Las posibilidades de padecer quistes ováricos, cáncer de ovario o útero, infecciones de útero o cáncer de mamas son las mismas en una perra que ha tenido cachorros y una que jamás los ha tenido. Una buena alimentación y revisiones periódicas sí prevendrán todas estas patologías.




7. Mi perro tiene lombrices porque se rasca el culo.


Muy pocas lombrices producen picores en el ano de los perros. Esta leyenda viene de extrapolar síntomas humanos a los perros. En humanos existen unas lombrices llamadas Oxiuros cuyas hembras depositan sus huevos en el recto y es lo que produce picor. Es el mecanismo que tiene la lombriz para que el hospedador se rasque, sus dedos queden depositados los huevos y puedan infectar a otros humanos cuando toquen alimentos.

En los perros estas lombrices son muy poco frecuentes. El picor se produce normalmente por la inflamación u obstrucción de las glándulas anales situadas a ambos lados del ano. Si veis al perro arrastrar el culo por el suelo o chuparse la zona  perianal, acudid al veterinario para que le explore dichas glándulas para vaciarlas o ver si se ha producido una fístula. De paso, si hace mucho que no desparasitais a vuestra mascota, pues hacedlo, que evitareis otros muchos parásitos que no dan síntomas.




8. Los perros huelen el miedo.


El miedo no huele. Lo que el perro detecta es nuestro lenguaje corporal. Si nosotros tenemos miedo a un perro, aunque con palabras le estemos diciendo que se vaya, nuestro cuerpo les está diciendo que tenemos miedo y que somos inferiores a él. 




9. Es malo bañar a los perros mucho.


Otra gran mentira con una explicación en el pasado. Hace mucho tiempo los productos que se usaban eran jabones de mala calidad que producía muchas reacciones tanto en la piel como en el pelo.

Hoy día disponemos de una amplia gama de productos cosméticos muy avanzados que no sólo no perjudican el manto de nuestro perro, sino que se ha demostrado que muchos problemas cutáneos los podemos mejorar o solucionar con baños muy frecuentes. Alguna patologías de piel se podrían solucionar si bañásemos a los perros todos los días. Lo que si es importante es, SIEMPRE, utilizar acondicionadores para reparar los daños estructurales que produce los champús en el pelo.





10. Hay perros con tendencias homosexuales porque los machos montan a otros machos y las hembras a otras hembras.


No puedo asegurar que no existan tendencias homosexuales en los perros, pero para ellos la actividad sexual se centra en la procreación, con lo que una hembra sólo buscará tener relaciones sexuales cuando esté en celo.

El comportamiento de montarse unos a los otros fuera de la época del celo es consecuencia de marcar la dominancia, pudiendo haber machos y hembras dominantes. Desde que son muy pequeños se van midiendo para ver quien es el más fuerte, que será el mas dominante y el jefe de la manada.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018