Quiero tener un perro; ¿Puedo?

|

¿Qué espacio dispongo para mi perro?Aunque el espacio no es lo más importante para un perro (ahora explico ésto), si tenemos un apartamento de 30 metros no deberíamos tener una pareja de San Bernardos, es incomodo para ellos y para ti. Hay muchas personas que se compran una casa de campo con 6000 metros cuadrados, a la cual sólo van los fines de semana, y dejan a su perro allí, pensando que el perro es sumamente feliz porque tiene todo ese terreno para correr.


En los últimos tiempos la población está cada vez más comprometida y sensibilizada en el cuidado de una mascota. Sin embargo, sigue siendo altísima la tasa de abandono de animales y las protectoras y refugios están saturados. Es por ello que antes de adquirir un perro nos tendríamos que cuestionar una serie de preguntas, para ver si somos o no dignos propietarios de seres vivos con sentimientos.


1. ¿Tengo tiempo para dedicarle a mi perro?


Los perros son animales sociales con necesidades mínimas como alimentación, bebida, orinar, defecar, compañía, ejercicio, cariño y educación. Todas estas tareas implican dedicación que nos ocuparán horas. Yo personalmente creo que no hay mejor manera de emplear tu tiempo. Compartirlo con tu perro paseando, jugando a la pelota, disfrutando de una buena siesta en el sofá, la alegre hora de comer. Sin embargo con el ritmo de vida de la era actual, con jornadas maratonianas trabajando, y el poco tiempo de ocio disponible, que no todo el mundo está dispuesto a perder (o ganar) con su mascota, nos hace pensar que todas las personas no son aptas para tener un perro. Si vas a tener un perro para que esté todo el día sólo en casa o, peor aún, en una terraza pequeña ladrando y molestando a los vecinos, hazle un favor al perro (y a los que viven alrededor tuya) y no lo tengas.



MG 2498 201016 1


2. ¿Tengo dinero para poder mantener a un perro?


Tener un perro en casa conlleva una serie de gastos que a veces puede suponer un gran descuadre en la economía del hogar. 

La alimentación es un factor primordial en la salud del perro. Debes invertir lo máximo que puedas en ella porque, a la larga, te saldrá barata. Una mala alimentación dará múltiples problemas de salud que dispararán los gastos.

Otros gastos imprescindibles (por la salud del perro y de tu familia) como desparasitación interna y externa, vacunas, peluquería, guarderías cuando vayamos de viaje, etc. también deben estar presentes en nuestras previsiones.

También tenemos que preveer la posibilidad de un accidente o enfermedad que supondrá gastos veterinarios extras.


¡Ahhh!, y si me lo permites, una recomendación:

Aunque te parezca caro el veterinario, que sepas que es baratísimo. Los procedimientos y material médico son muy caros. Se emplean los mismos que en medicina humana. Un Médico cobra unos 100 euros por consulta y  a parte las pruebas. Un veterinario cobra mucho menos que un medico teniendo  que invertir los mismos miles de euros en material que va a utilizar para curar a tu perro. Si un veterinario es barato no quiere decir que los demás sean unos careros, planteate que el barato omite determinados procedimientos necesarios o emplea material o productos de mala calidad que puede dañar la salud de tu perro. Por lo general lo barato sale caro. ¿Acaso elegirías el cirujano más barato para operar a tu hijo de apendicitis? ¿No sospecharías que ese cirujano más barato no usa lo mejor para operar a tu hijo? o que es tan barato porque es muy malo y no tiene clientes?

"Nadie vende duros a 4 pesetas". Tened cuidado.


 MG 6523 201016


3. ¿Cómo soy y qué perro quiero tener?


Si soy un señor de 90 años y peso 50 kilos, de carácter débil creo que tener un Rottweiler de 70 kg no es una buena idea. 

Cada raza tiene unas peculiaridades físicas y psicológicas que están acorde con la utilidad para la que fueron creados. No es lo mismo un perro pequeño de compañía que un perro de caza o de guardia y defensa. Es verdad que los perros se pueden adaptar a las circunstancias pero suelen tener ciertos comportamientos instintivos muy arraigados en su raza. Si vamos a tener un perro y no nos gusta mucho pasear o ir al campo, no tengamos un perro de caza que necesita mucho ejercicio, lo que conseguiremos es tener un perro hiperactivo en casa que, con mucha probabilidad, será abandonado o regalado cuando nos destroce los muebles por culpa de su ansiedad. 

Consulta a tu veterinario o a un centro de educación canina para que te aconsejen que raza o tipo de perro se adapta mejor a ti y a tu manera de vivir.



4. ¿Qué espacio dispongo para mi perro?


Aunque el espacio no es lo más importante para un perro (ahora explico ésto), si tenemos un apartamento de 30 metros no deberíamos tener una pareja de San Bernardos, es incomodo para ellos y para ti. 

Hay muchas personas que se compran una casa de campo con 6000 metros cuadrados, a la cual sólo van los fines de semana, y dejan a su perro allí, pensando que el perro es sumamente feliz porque tiene todo ese terreno para correr. Esto es un gran error. No hay peor castigo para un perro que estar solo en 6000 metros de lunes a sábado. Cómo he dicho antes los perros son animales sociales, necesitan estar en compañía, así que un perro en un piso de 60 metros viviendo con su familia será infinitamente más feliz que solo en 6000 metros. 



5. ¿Hay niños pequeños en casa?


Los perros son grandes amigos y guardianes de sus hermanitos humanos, pero hay determinadas situaciones de riesgo que se pueden evitar para protejer a los niños y a los perros. Es bastante frecuente casos de niños que pisan, se les cae de los brazos (todo sin querer) que terminan con un chihuahua con una extremidad rota. Igualmente un niño puede llegar a ser mordido por su perro debido a que el idioma de un perro es diferente al de un niño. Cuando el perro "regaña" a un niño lo hace mordiendo como le haría a un cachorro. 

Por lo que tener niños pequeños nos puede limitar tener o no tener perro si no vamos a poder tener un control de las situaciones en las que ambos estén juntos. Esas situaciones se agravan en casos de perros grandes que tienen mucho más potencial de hacer daño al niño.



IMG20161019WA0015 201016



Antes de incorporar un perro en la familia debemos recapacitar todos estos puntos y ver si podemos o no mantenerlos en optimas condiciones y con total seguridad para los humanos y para las mascotas. Tener un perro conlleva una gran responsabilidad y no es una decisión que podamos tomar a la ligera. No es un juguete que cuando nos cansemos lo podemos tirar a la basura. Es un ser vivo con sentimientos que necesita mucho de sus dueños y que va a darlo todo por ellos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018