Alergias: un problema cada vez mas común.

|

La próxima semana, del 2 al 8 de Abril, se celebrará la semana mundial de la Alergia. En Cynologies hemos querido aportar nuestro granito de arena en la ardua tarea de que la gente pueda comprender ésta compleja enfermedad que afecta cada vez a más personas y animales.




La alergia es una reacción defensiva exacerbada (reaccion de hipersensibilidad) del organismo frente a agentes que no son peligrosos pero que el sistema inmune, confundido, los reconoce como enemigos.



Se está estudiando por qué el sistema inmune reacciona de ésta manera “anomala” para, de ésta manera, poder tratarla desde su base, pero la triste realidad es que hasta ahora los tratamientos sólo están encaminados a tratar los síntomas y no a la curación.




Abejas 1


El sistema inmune es altamente complicado y el cometido de esta publicación es intentar hacer entender que tipo de alergias hay y qué podemos hacer al respecto, asi que intentaré explicarlo de la manera mas simple posible.


Tradicionalmente las reacciones de hipersensibilidad se han clasificado en 4 tipos dependiendo de los mecanismos inmunológicos que intervienen.



Reacción de hipersensibildad Tipo I: Inmediata


Son aquellas reacciones que aparecen en pocos minutos. Requiere de una exposición previa al alergeno para que el organismo se active creando anticuerpos. En ese primer contacto no existe ningún tipo de reacción, pero las posteriores veces que entre en contacto el organismo reacciona, los anticuerpos se unen al antígeno y provocan que ciertos glóbulos blancos liberen sustancias que producen inflamación.


Dentro de éste tipo tenemos las alergias mas comunes como la urticaria, anafilaxia, atopia, hipersensibilidades a los alimentos, alergia a las picaduras de insectos y las reacciones medicamentosas.


Son las de curso más agudo y, a veces, la vida del animal puede verse comprometida de manera súbita.




IMG20170328WA0002 1




Reacción de hipersensibildad Tipo II: citotóxica


En este tipo, cuando el antígeno se une al anticuerpo, produce que ciertos glóbulos blancos produzcan sustancias que destruyen las células, lo cual implica destrucción de determinados tejidos u órganos.


En éste tipo entran algunas enfermedades autoinmunes raras como el pénfigo, penfigoide y algunas erupciones cutáneas.




Reacción de hipersensibildad Tipo III: por inmuno-complejos


La unión del antígeno con el anticuerpo forman los inmunocomplejos, que a modo de “basura inmunitaria” circulan por el torrente sanguíneo hasta que se quedan adheridos a las paredes de los capilares. En ese momento aparecen los glóbulos blancos que liberan las sustancias inflamatorias, dañando esos vasos sanguíneos y por lo tanto daño tisular en el órgano afectado.


Aquí encontramos, entre otras patologías, el lupus eritematoso, vasculitis y la hipersensibilidad a las bacterias.




Reacción de hipersensibildad Tipo IV: mediada por células.


En este tipo no hay implicados anticuerpos. El antígeno es detectado por una serie de glóbulos blancos que quedan sensibilizados y comienzan a eliminar sustancias activas inflamatorias que provocan daños en los tejidos.


Las hipersensibilidades por contacto y la alergia a la picadura de pulgas se encontrarían dentro de este tipo.





Esta clasificación simplifica mucho un problema que suele ser mucho más complejo, habiendo muchas situaciones en la que están implicados procesos de los distintos tipos a la vez.


En la clínica diaria, los problemas más comunes son las atopias, las alergias a la picadura de pulgas, alergias alimentarias, las urticarias y las anafilaxias, siendo éstas últimas las más peligrosas y urgentes de tratar.



Polenflorambiente 1


Todo tratamiento está orientado a no tener contacto con el alergeno que produce la reacción.

Cuando no es posible la evitación del alergeno y aparece la reacción necesitamos un tratamiento para “bajar las defensas” o modular el sistema inmune. Esto es bastante complicado porque no podemos disminuir selectivamente dichas defensas y tendremos bastantes efectos secundarios.


Tenemos que entender que estas enfermedades no tienen cura definitiva y que se trata de tratamientos de por vida para controlar los síntomas. Siempre buscamos las menores dosis efectivas para conseguir que el paciente tenga la mejor calidad de vida posible y la menor cantidad de síntomas pero con los menores efectos secundarios posibles.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018