GERIATRIA CANINA I: Introducción

|



Gracias al mejor mantenimiento de nuestras mascotas y a los avances en medicina veterinaria hemos conseguido aumentar la esperanza de vida de nuestros perros con una muy buena calidad. Ya no es raro ver en la consulta diaria animales de 16 o 17 años. Es por ello que la medicina veterinaria cada día investiga e invierte más en cuidar a éste entrañable colectivo.


No obstante a medida que nuestros animales envejecen van apareciendo problemas de salud asociados a la senilidad y cuanto antes sean detectados y tratados, mejor conseguiremos retrasar la evolución.

Éste es el primero de una serie de artículos donde hablaremos con detenimiento de los procesos más frecuentes en medicina geriátrica veterinaria.


Oldman2090377 640


Existen grandes diferencias en la esperanza de vida de los perros dependiendo de su raza. Cuanto mayor tamaño tiene una raza menos años viven. Así, por ejemplo, los wolfhound o los terranovas tienen una vida media de 8 a 10 años mientras que las razas toys llegan, casi sin problemas, a los 15 años.


Los problemas más comunes serían degenerativos y, por estadística, los más frecuentes son los problemas ósteo-articulares y musculo-esqueléticos, cardíacos, hepáticos, renales y, por supuesto, las enfermedades oncológicas; el temido cáncer.


La prevención o detección precoz nos facilita el dar soluciones permanentes o paliativas, consiguiendo la cronificación de estos procesos y la disminución de molestias o dolor, aportando buena calidad de vida.

Para dicha prevención el veterinario debería aconsejar al propietario la implantación de un plan preventivo a base de revisiones periódicas, ya que en la gran mayoría de los casos la presentación de la enfermedad es lo que se denomina SUBCLINICA, es decir, el animal está enfermo pero no lo suficiente como para dar síntomas detectables por el propietario.


Dog2818102 640


Una simple exploración completa por parte del facultativo (auscultación cardíaca y pulmonar, palpación de abdomen, de ganglios, exploración completa de la piel, ojos, mucosas), unida a lo que el propietario pueda contar sobre el día a día de su mascota, dará mucha información. Además, con pruebas complementarias como análisis sanguíneos, electrocardiograma, ecografía y radiografía, al alcance de todos los bolsillos, conseguiremos detectar la gran mayoría de los problemas de salud asociados a la edad.


Estas revisiones deberían de hacerse al menos 2 veces al año a partir de los 9 o 10 años de edad, debido a que, a estas edades, la evolución de ciertas enfermedades, sin tratamiento, puede ser rápida.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018