Geriatria II; Problemas osteoarticulares

|

El correr del tiempo pasa factura. Creo que podemos decir que el 100% de nuestros perros mayores sufren algún tipo de artrosis. 


Dog 2818102 640



La artrosis, que deberiamos denominar osteoartrosis o enfermedad articular degenerativa, es fruto  de una degeneración progresiva del cartílago articular que provoca ,a su vez, la formación de osteofitos (pequeños sobrecrecimientos de hueso que aparecen en las lesiones del cartilago articular). Esa degeneración se produce por el contínuo roce y presiones que sufre la articulación a lo largo de la vida del animal.


La osteoartrosis puede aparecer en cualquier articulación. Las más frecuentes son las de la columna vertebral y las de cadera y rodilla.


Hay razas predisponentes a padecer más procesos osteoartrósicos, sobre todo aquellas que tiene una estructura anatómica descompensada como son las razas molosoides y braquicéfalas o con acondroplasias (bull-dog, teckel, carlino). Estos perros tienen problemas de desarrollo y las articulaciones no están correctamente alineadas, lo que produce cambios de presión e induce a un mayor daño articular.


Artrosis3011172 opt



En animales que tienen enfermedades congénitas como displasias de codo o de cadera, la aparición de la osteoartrosis no será senil, pero cuando lleguen a mayores tendrán un grado muy superior de degeneración de éstas articulaciones.


Los síntomas de osteoartrosis no siempre son claros. La enfermedad produce dolor crónico que, a veces, sólo se traduce en disminución de la actividad o apatía, que el propietario puede achacar a la edad,  si tratamos el dolor, el animal "rejuvenece". No está viejo..... le duelen las articulaciones.


En el caso de artrosis a nivel de la columna vertebral suelen ser más evidentes. Al paciente le cuesta andar, no puede subir escaleras o al sofá, pierde pie, le tiemblan las extremidades posteriores en estación, e incluso puede derivar en una parálisis total en el caso en que se vea comprimida la médula o algún nervio por culpa del sobrecrecimiento oseo. 



Artrosis301117 opt




Una complicación añadida es que al no querer hacer ejercicio por el dolor la musculatura se va atrofiando por falta de uso, lo que provoca que las articulaciones sufran más y el proceso evolucione mucho más rápido.



Al ser una enfermedad degenerativa no tenemos tratamiento curativo. Lo que podemos es relentizar la evolución y procurar que no exista el dolor para que nuestro "abuelete" tenga la mejor calidad de vida posible. Antiinflamatorios, protectores de cartílagos y analgésicos son las baterías de tratamientos que disponemos para relentizar dicha evolución. El problema que tenemos es que muchos de estos fármacos, como efecto secundafrio en tratamientos a largo plazo, pueden producir daño en el riñón y en el hígado y que estamos tratatando a animales mayores que ya presenten degeneraciones en dichos órganos. Es por ello que hay que ser cautos en el uso de fármacos, y siempre con revisiones periódicas de función renal y hepáticas, para evitar efectos secundarios muy graves que podrían provocar incluso la muerte de estos animales.



No olvidar las medidas de manejo; una vida sana con ejercicio moderado, buena alimentación y evitar sobrepeso, nos permitirá bajar al máximo las dosis de fármacos.



Lo que también debemos hacer es localizar estos problemas lo antes posible, incluso cuando no dan síntomas, para instaurar un tratamiento prematuro y retrasar la aparición de lesiones que ya sean irreversibles.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018