​La próstata

|



Se puede casi asegurar que TODOS los perros mayores padecen o padecerán algún problema de próstata.


Es un órgano situado a la salida de la vejiga, que tiene como función producir el líquido seminal, el cual es el encargado de proporcionar un medio de transporte y de nutrición a los espermatozoides.


Es muy dependiente de las hormonas masculinas, la testosterona la estimula para que produzca dicho líquido.

Cuando los perros están con una perra en celo, los estímulos olfativos de las fermonas de la hembra, producen en el cerebro del macho unas sustancias, que a su vez estimulan al testículo a producir testosterona, y ésta al su vez estimula a la próstata, provocando en ella una aumento de tamaño y de la producción que líquido seminal.

La constante estimulación de la próstata al largo plazo nos produce la hiperplasia (crecimiento) y el acúmulo de exceso de líquido en forma de quistes.



12 03 1818020000



Cuando la próstata crece, provoca varios efectos sobre los órganos que la rodean. Puede provocar compresión del colon, que deriva en problemas a la hora de defecar, y sobre todo, provoca estrechamiento de la uretra (que atraviesa la prostata) lo que se traduce en problemas de micción e incluso obstrucción total del flujo urinario.

Además los quistes son dolorosos, se pueden infectar con facilidad e incluso romperse, lo que provocará sangrados espontáneos .


Además tenemos los problemas oncológicos, también muy dependientes de la testosterona.


Los síntomas cuando tenemos problemas de prostata son muy variados. Normalmente hay dolor abdominal, el perro adquiere posturas para reducir el dolor, anda encogido, chilla cuando lo cogen o tocan, el dolor se irradia y no se localiza en un punto exacto. Puede aparecer fiebre, falta de apetito e inactividad. El signo más llamativo es la presencia de sangre en la orina e, incluso, el sangrado espontáneo a través de la uretra, que puede ser bastante importante. Además podemos encontrar problemas de fertilidad.


12 03222 112028 opt


Si sospechamos de un problema prostático, lo primero que debemos hacer es un correcto diagnóstico. Una entrevista con el propietario nos ayuda a saber las condiciones del perro, si ha tenido contacto con perras en celo, ect, una buena exploración, analítica completa y diagnóstico por imagen, como la ecografía, nos basta para localizar el problema. En caso de sospecha de tumores, podremos hacer biopsia para su confirmación.


12 1320180222 111622


Dependiendo del diagnóstico, decidiremos el tratamiento más adecuado. Podemos encontrar desde simples prostatitis hiperplásicas benignas, infecciones, hasta tumores malignos prostáticos. 


En todos los casos se recomienda la castración física. Es lo más efectivo para eliminar la fuente de testosterona. La castración química funciona pero es un poco más lenta.

En perros con valor genético,  que necesitemos para montas, podemos usar sustancias que inhiben o compiten con la testosterona. Pueden producir esterilidad, falta de libido y no es una solución definitiva.


En casos graves de infecciones y tumores se recomienda el tratamiento quirurgico para la extirpación total del órgano o la eliminación del quiste o infección.


De manera preventiva, la castración de los perros jóvenes elimina casi por completo cualquier problema de próstata, ya que eliminamos por completo el estímulo de la testosterona. Es muy raro hayar tumores de próstata en perros castrados jóvenes. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Si quieres recibir por correo nuestro Newsletter con las novedades de la semana.


Madrid CACIB 2018

Album CACIB Sevilla  2018

Album Sevilla CAC 2018